Santiago. Las tropas que la saliente mandataria chilena, Michelle Bachelet, desplegó para restablecer el orden en las ciudades devastadas por el terremoto, como Concepción, permanecerán en sus lugares, señaló este lunes el presidente electo Sebastián Piñera.

Luego de que el pasado 27 de febrero Chile fuera sacudido por uno de los peores terremotos de su historia, Bachelet envió más de 10.000 efectivos militares a las áreas devastadas, algunas de las cuales fueron afectadas por saqueos en los días siguientes al sismo.

"Dejar desplegados los militares, en primer lugar para que garanticen el orden público. Pero la labor de los militares debe ir mucho más allá, ya que por esencia son una institución que tiene una serie de herramientas e instrumentos muy apropiados para situaciones de catástrofe", dijo Piñera en declaraciones a ADN Radio.

El presidente electo, el primer conservador elegido democráticamente en 52 años, asume el mando del país este jueves.

En tanto, el ministro secretario general de la Presidencia designado, Cristián Larroulet, quien también coordina la relación con el brazo legislativo, indicó que el gobierno tiene planes de enviar un proyecto de reconstrucción de emergencia al Congreso.

"Se enviará al parlamento una ley de emergencia de la reconstrucción para facilitar las donaciones, cosas que no teníamos pensadas y hemos trabajado intensamente estos días para poder ponernos a los tiempos que el país necesita", dijo Larroulet a Radio Agricultura.

Tras el terremoto, Piñera y la mayoría de su gabinete designado, se reunieron con sus contrapartes del gobierno de Bachelet para asegurar la continuidad en los esfuerzos de ayuda.

El terremoto, que tuvo una intensidad de 8,8 grados, obligó a Piñera a alterar sus planes para el período de cuatro años, que incluía la promesa de crear un millón de empleos.

"Cuando se planteó que las principales metas eran generar un millón de empleos y una reducción de la delincuencia, creo que también ahora se suma la meta de hacer una reconstrucción eficaz para recuperar el daño del terremoto. Se ha incorporado un nuevo objetivo, pero esto no significa que las anteriores metas y compromisos los vamos a abandonar", dijo Larroulet.

Durante la campaña presidencial, Piñera también prometió aumentar la tasa de crecimiento económico a un promedio del 6% anual durante su mandato.