Santiago. El futuro presidente chileno, Sebastián Piñera, prometió asumir a partir del 11 de marzo la "reconstrucción de nuestro país", tras el devastador terremoto que la noche de este sábado asoló a gran parte de la nación austral.

Piñera destacó que el saliente gobierno  encabezado por Michelle Bachelet, como el que le corresponderá encabezar a partir del 11 de marzo, se encuentran trabajando y "haciendo todos los esfuerzos" para ayudar a las víctimas de la tragedia.

“Le hemos ofrecido toda nuestra ayuda (a la actual administración). Nuestro gabinete en pleno está a disposición del gobierno para colaborar”, dijo Piñera, precisando que se está preparando “para  asumir el gran desafío de la reconstrucción de todo lo que este terremoto destruyó”.

Afirmó que se trata de una "tarea muy grande" y adelantó que "vamos a necesitar reasignaciones de recursos. Probablemente vamos a recurrir al 2% constitucional, que está pensando para enfrentar momentos de tragedias".

El político de derecha admitió que esta tarea requerirá de un “esfuerzo de unidad nacional”, por lo que solicitará a algunas autoridades del actual gobierno de continuar en sus cargos después del 11 de marzo.

“Espero que con el mismo espíritu de unidad, tengamos la colaboración de aquellas personas que hoy tienen la responsabilidad de enfrentar este terremoto”, señaló.

Piñera también convocó a la sociedad civil y al mundo privado a colaborar con las víctimas.

También formuló un llamado a la tranquilidad y a evitar “el pillaje, la delincuencia y los asaltos en lugares donde la fuerza policial” no ha podido restablecer el orden público.