Santiago. La Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, afirmó que el territorio comprendido entre las regiones de Valparaíso y La Araucanía, fue declarado zona afectada por catástrofe. "Esto significa que sin ningún tipo de trámite burocrático se monta la estructura institucional que garantiza una buena respuesta y los recursos adecuados para responder a una catástrofe de esta naturaleza", explicó la Mandataria al referirse a los graves efectos del terremoto de esta madrugada.

Tras reunirse en la Oficina Nacional de Emergencia, ONEMI, con las principales autoridades civiles y militares, la Jefa de Estado se trasladó hasta la Región del Maule, desde donde supervisan las labores de ayuda a la zona, una de las más afectadas por el movimiento sísmico.

Simultáneamente, los ministros de Defensa, Obras públicas y Salud, además de los subsecretarios de Interior, Hacienda y Salud se movilizaron hacia otros sectores del país para coordinar las labores de asistencia, se informó en la página del gobierno de Chile.

La Mandataria dijo además que la posibilidad de un tsunami en la zona costera del país está prácticamente descartada. "Hay información de olas de cierta altura que pudieran llegar en las próximas horas a Isla de Pascua, razón por la cual se está evacuando a las personas que están en las zonas bajas hacia lugares más altos", indicó.

Asimismo, informó que han zarpado hacia Juan Fernández –donde se registraron marejadas que causaron graves daños en la localidad- dos buques de la Armada y que se dirigirán hacia el sector insular un helicóptero y un avión de reconocimiento: "tenemos un monitoreo de las costas desde Arica hasta Aysén y las capitanías de puerto y las alcaldías de mar, están a cargo de lo que ocurre para informar de cualquier situación que pudiera significar riesgos de tsunami".

Poco antes de despegar hacia la región del Maule, una de las principales zonas afectadas del centro sur chileno, la presidenta Bachelet recibió un llamado telefónico de la Mandataria argentina, Cristina Fernández, y dijo que el Presidente boliviano, Evo Morales, había intentado establecer contacto con ella.

Con respecto a la situación de los hospitales en las diversas localidades afectadas, la Jefa de Estado informó que se está evaluando la evacuación de los pacientes de acuerdo al grado de los daños que registren y cómo estos afectan su operatividad.