Santiago. Una serie de réplicas, con características de terremoto, han azotado en las últimas horas a Chile, que coincidieron con las actividades oficiales en las que el empresario de derecha Sebastián Piñera asumirá como nuevo presidente del país sudamericano.

El primer movimiento telúrico, cuyo epicentro se ubicó en las cercanías de la ciudad de Rancagua y a 147 kilómetros al suroeste de Santiago, se registró a las 11.39 horas locales (14.39 GMT) y tuvo una magnitud de 6,9 grados en la escala de Ricther.

Preliminarmente, se había informado de que el movimiento había tenido una magnitud de 7,2 grados.

De acuerdo al reporte del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés), el epicentro del fuerte terremoto se ubicó en una profundidad de 35 kilómetros.

Otros dos movimientos, con magnitudes de 6,9 grados y 6,0 grados se registraron en los minutos posteriores al primer movimiento telúrico, según confirmó la USGS.

El pasado 27 de febrero, la zona centro sur del país sufrió un violento terremoto de 8,8 grados en la escala de Ricther, el quinto mayor de la historia moderna, que provocó la muerte de al menos 500 personas y dejando a más de dos millones de damnificados.

El sismo también fue percibido con fuerza e inquietud en la localidad costera de Valparaíso, donde está la sede del Congreso Nacional y donde se realiza la ceremonia de traspaso de mando.

Según medios locales, la autoridad marítima local y el organismo nacional de emergencia emitieron un alerta de tsunami para toda la zona centro sur del país.

Sin embargo, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus signasen inglés) descartó la posibilidad de que se registrara tsunami.