El terremoto de 8,8 magnitud Richter que se vivió este sábado en Chile afectó al planeta completo.

Científicos de la NASA informaron que el intenso movimiento telúrico inclinó el eje de la Tierra y acortó la duración del día sábado.

El geofísico de la Nasa, Richard Gross, indicó que los terremotos pueden mover varios kilómetros de rocas por varios metros, cambiando la distribución de la masa del planeta, lo que afecta la rotación de la Tierra, indicó Cooperativa.

Gross, utilizando un computador para modelar los efectos del sismo, explicó que "la duración del día podría haberse acortado 1,26 microsegundos. El eje en que se balancea la Tierra podría haberse movido durante 2,7 segundos de arco, lo que equivale a ocho centímetros", agregó Gross.

Indicó que aunque estas magnitudes son mínimas, tuvieron su efecto.

De hecho, si bien los cambios pueden modelarse computacionalmente, son muy difíciles de detectar físicamente por su mínimo tamaño.

Por su parte, el investigador de la universidad de Liverpool, Andreas Rietbrock, indicó que algunas modificaciones son más obvias y se pueden notar en las islas.

Tal es el caso de la isla Santa María, cerca de Concepción, que producto del terremoto pudo haber subido unos dos metros, dijo Rietbrock a la agencia Bloomberg.

Agregó que hay evidencia que sismos anteriores elevaron el nivel de este territorio ubicado en la región del Bío-Bío.