Santiago. Un total de 799 personas murieron este sábado en Chile como consecuencia del devastador terremoto y posterior tsunami que afectaron el pasado 27 de febrero al país sudamericano, según el último balance oficial entregado por las autoridades.

La estatal Oficina Nacional de Emergencias del Ministerio del Interior (Onemi) informó que la mayoría de los fallecidos se encuentran en la región del Maule, con 587 víctimas.

Las localidades costeras de esta zona del país fueron una de las más afectadas con el tsunami, cuya alerta no fue dada a conocer con la suficiente claridad, según han admitido en las últimas horas funcionarios de la Armada.

El comandante en jefe de la Armada, Edmundo González, reconoció este martes que la institución comparte una responsabilidad parcial en las muertes registradas producto de la crecida del mar.

"No fuimos lo suficientemente precisos para decirle a la Presidenta si se mantiene o se cancela (la advertencia). Y eso, indudablemente, con la información que le entregó el jefe del servicio del SHOA, hizo que la Onemi, por instrucciones de la Presidenta, no declarara la alerta”, admitió.

Otra región desvastada por el terremoto es la del Bío Bío, donde fallecieron 92 personas y se registraron importantes daños en la infraestructura.

Según el informe oficial, también se registraron fallecidos en las regiones de O'Higgins, con 48, Metropolitana, con 38, de Valparaíso, con 20, y de la Araucanía, con 14.