Pasar al contenido principal
China: Nace bebé probeta de embrión congelado por 18 años
Jueves, Junio 30, 2016 - 15:38

La madre debió ser sometida  a una cirugía previamente para poder dar a luz, siendo su cuarto intento de embarazo. 

Xinhua. Una niña sana, producto de un embrión que estuvo congelado durante 18 años, nació en China, informó un hospital de Shanghai.

Una mujer de 45 años de edad dio a luz esta semana a una hija que pesó 3,3 kilos, en la provincia de Jiangsu. El embrión le fue implantado en la matriz en noviembre en el Hospital de Obstetricia y Ginecología de la Universidad Fudan de Shanghai.

La mujer tenía bloqueadas las trompas de falopio y empezó a tratar de embarazarse a través de fecundación in vitro en 1998 en el hospital de Shanghai. Después de tres implantes fallidos, uno con un embrión fresco y dos con embriones congelados, la mujer decidió esperar un tiempo antes de intentarlo de nuevo.

A principios de 2015, volvió al hospital para hacer otro intento. Los médicos descubrieron que sufría de hidrosálpinx y endometrio delgado. Después de una cirugía, se le implantó el embrión.

Los embriones congelados se almacenan en nitrógeno líquido a una temperatura de 196 grados Celsius bajo cero. El departamento de salud de Shanghai señaló en 2013 que el período para mantener embriones congelados debe ser de cinco años.

"En realidad, continuaremos almacenando embriones mientras los pacientes nos soliciten hacerlo", señaló un funcionario del hospital, Sun Yijuan.

El primer bebé probeta del mundo fue la niña Louise Brown, nacida en Reino Unido en 1978, y desde entonces han nacido a nivel mundial por medio de Fertilización In Vitro cerca de cinco millones de bebés.

De hecho, este no es el primer caso reportado recientemente en China. En marzo ya había nacido un "bebé probeta" de un embrión que fue congelado por 12 años.

La tasa de infertilidad es alta en China. Estadísticas de 2012 de la Asociación de Población de China muestran que 40 millones de personas tienen problemas de fertilidad, cerca de 12,5% de la población en edad reproductiva, por lo que estas técnicas adquieren popularidad.