Pasar al contenido principal
Clínica Mayo avanza en el tratamiento del dolor de hombro
Martes, Agosto 2, 2016 - 09:51

Se trata del tercer dolor musculo esquelético más común en México y la más común en la búsqueda de atención médica. 

Nelly Toche, El Economista. De acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el dolor de hombro es la tercera causa de dolor músculo esquelético en el país y la más común en la búsqueda de atención médica, sin embargo, se estima que alrededor de 95% de las personas con dolor de hombro son tratados en atención primaria.

Ante este padecimiento, el doctor Joaquín Sánchez Sotelo, médico cirujano ortopedista de la Clínica Mayo en Rochester, Nueva York, aseguró en entrevista para El Economista que el dolor de hombro es muy frecuente, mucho más de lo que las personas piensan. Agregó que ordinariamente el hombro duele por las noches, “entonces los pacientes no pueden dormir ni descansar, así cuando se levantan no pueden funcionar adecuadamente y esto afecta al rendimiento cotidiano y su calidad de vida”.

Por ello alertó sobre los síntomas: “Los pacientes que sientan dolor nocturno en hombros y pérdida progresiva de movilidad y de fuerza en esa zona deben acudir con un especialista, pues no es un padecimiento pasajero”, agregó que “si un paciente tiene un accidente o caída y como consecuencia no puede mover el hombro, también es fundamental acudir al cirujano ortopédico lo antes posible”.

Durante la charla, el doctor Sánchez explicó que la causa más frecuente de dolor en el hombro es una rotura de los tendones del manguito rotador, este último es un conjunto de músculos y tendones en el hombro que son muy importantes para su función y en muchos pacientes, con el paso del tiempo, se degeneran y acaban rompiéndose. “Esto provoca mucho dolor y generalmente limita la movilidad y fuerza”.

Dijo que en este sentido ha habido tres avances muy importantes, en los que la Clínica Mayo ha contribuido de forma radical: el primero es que actualmente para la reparación de tendones se realiza una cirugía artroscópica, mientras “antiguamente era una cirugía muy grande para cortar la piel y levantar los músculos hasta acceder al manguito. Actualmente sólo son pequeñas incisiones en la piel a través de una cámara y que casi no deja cicatriz ni dolores posteriores”.

El segundo avance es la técnica de prótesis invertida, “en algunos otros casos, si la lesión se deja pasar durante mucho tiempo, los tendones no se pueden reparar. Antiguamente no había alguna alternativa para mejorar esa situación; hoy, existe la prótesis invertida o de reversa, que permite reemplazar las funciones del hombro, que por su diseño compensa las lesiones del manguito y que tiene tiempos de recuperación muy cortos (alrededor de tres meses)”, dijo.

Esta técnica se desarrolló por primera vez en Francia en 1985, pero hasta el 2004 la FDA aprobó el uso de estas prótesis en Estados Unidos para propagarse en más países, “son 12 años de experiencia y en el ámbito de la medicina esto es mucho”, aseguró el también investigador.

El tercer avance científico y exclusivo de la Clínica Mayo se trata de transferencias tendinosas, “significa que en la región del hombro hay algunos músculos que se pueden mover a otro sitio y compensar la función del manguito rotador lesionado; aunque la recuperación es más lenta, el tratamiento es efectivo”, concluyó el doctor Sánchez Sotelo.