Pasar al contenido principal
Códigos del buen vestir para la oficina
Viernes, Septiembre 16, 2016 - 16:42

Proyectar una imagen pulcra y vanguardista en el trabajo siempre denotará seguridad, confianza y sobre todo seriedad.

La moda ha desencadenado una revolución en el vestuario masculino, tanto que existe una gran variedad de opciones y no solo la idea banal de creer que un “hombre de traje” está bien vestido.

La relación cargo y responsabilidad tiene que ver con los códigos para el buen vestir en el trabajo, ya que esto se antepone al cargo ejercido, el lugar de trabajo, las responsabilidades que se tienen, si existe alguna filosofía de vestimenta y el entorno en el que se desenvuelve.

Traje formal:

En el guardarropa masculino es una pieza infaltable, pero se puede ir más allá de los tonos tradicionales y optar por tonos grises, azules o marrones más sólidos con estampados clásicos, rayas diplomáticas, entre otros diseños. Una vestimenta para esta ocasión debe ser un traje completo compuesto por pantalón, saco y chaleco, aunque este no es obligatorio, pero da un toque de distinción.

Look casual de negocios:

El estilo “business casual” se convierte en una alternativa que están adoptando los hombres modernos. Este implica el uso de pantalones casuales o tipo chinos, camisas con texturas y estampados, pocket square, cashmere, blazer y zapatos tipo oxford o derby, que son la combinación perfecta para un look casual en el trabajo.

Los calcetines:

Deben hacer juego con los zapatos o el pantalón. Los ideales son los tipo “ejecutivos” en colores oscuros como: negro, azul marino, entre otros tonos sobrios.

El cinturón:

Debe ser de cuero fino, en color negro o marrón, una opción muy a la moda es una hebilla de clavo con pocos detalles en tono plata o ahumado. De utilizar cinturón que no lleve tirantes, ya que nunca se deben usar los dos accesorios en conjunto.

La corbata:

Debe utilizarse en el cuello de la camisa, no llevarse abierto, y se debe procurar que el botón vaya abrochado, el nudo bien hecho y centrado, la punta de la corbata debe tocar la hebilla del cinturón. Se debe cuidar que vaya bien combinada con la camisa y el traje.

Camisas elegantes para el trabajo:

Estas prendas no pueden faltar en el guardarropa masculino, y son de preferencia manga larga y con los puños dobles para las mancuernillas, con cuello inglés y corte slim fit , que está de moda para enmarcar la figura masculina.

Ser atrevido con los colores:

Esto dará un toque a la indumentaria más divertido, aunque se deben evitar los colores y estampados llamativos. No es recomendable el uso excesivo de joyas, ni accesorios, basta con un anillo, un reloj acorde con la vestimenta.Al elegir la prenda ideal para cada día deberá considerarse muchos factores, porque no será lo mismo si se tiene una reunión con ejecutivos en el trabajo, a que si se realiza una visita a una planta con un ingeniero industrial o si se visita a un jefe de compras en un taller mecánico.

Los hombres bien vestidos:

Generan mayor respeto por sí mismos, poseen una actitud positiva y se proyectan con propiedad en el lugar donde decidieron crecer profesionalmente.

Autores

Carlos Eduardo Paredes/ El Economista