Pasar al contenido principal
Colombia: Gobierno detiene negociación con Novartis por Imatinib
Jueves, Junio 9, 2016 - 17:51

La multinacional no aceptó el nuevo precio ofrecido por el Ministerio de Salud del país. Se espera que en los próximos días se publique la resolución que declararía este medicamento como de interés público.

El Espectador. Aunque después de meses de polémica la multinacional Novartis había aceptado volver a negociar con el Ministerio de Salud de Colombia el precio del imatinib, un medicamento revolucionario para tratar a los pacientes con leucemia, esta semana la farmacéutica volvió a rechazar el precio propuesto por esa cartera. Rota la negociación, según le dijeron a El Espectador fuentes cercanas al proceso, lo más posible es que en los próximos días sea publicada la resolución que declararía este fármaco, comercializado bajo el nombre de Glivec, como de interés público. Y eso permitiría que los colombianos accedan a él a un precio mucho más barato que el actual.

Sin embargo, la decisión que tomaría el ministro Alejandro Gaviria, sería tan solo el primer paso para que más laboratorios entren a comercializar el imatinib. Luego de que quede en firme la resolución, el proceso quedará en manos de la Superintendencia de Industria y Comercio, que será la encargada de aprobar o no la licencia obligatoria que le quitaría a Novartis la exclusividad para producir el fármaco. Y esta entidad, al parecer, no está de acuerdo con la postura del Minsalud.

Así, al menos lo dejó claro, José Luis Londoño Fernández, funcionario de la Superindustria, a finales de marzo. En una reunión con Afidro (asociación que aglomera a la industria farmacéutica internacional), el Minsalud, la Cancillería, el Mintic, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y el Departamento Nacional de Planeación, mostró su desacuerdo con la iniciativa.

“La licencia obligatoria sería concedida no en beneficio de los particulares, sino que sus efectos impactarían de manera benéfica y directa los intereses estatales”, se lee en un aparte del acta que quedó de la reunión.

Pero suponiendo que la Superintendencia cambie de opinión luego de que Gaviria firme la resolución, es posible que los 3.200 pacientes que tienen leucemia en el país deban esperar varios meses antes de que el imatinib se consiga a un precio menor. Hay detalles que debe evaluar con calma como la capacidad de los laboratorios colombianos para producir medicamentos genéricos y las regalías que deberán pagarle a Novartis.

Hasta el momento, el debate por la licencia obligatoria del imatinib ha desencadenado una pelea de dimensiones internacionales. Funcionarios suizos y estadounidenses ya han enviado varias cartas al Gobierno colombiano mostrando su disgusto. Por otra parte, organizaciones internacionales, académicos de prestigiosas universidades y hasta funcionarios de la Organización Mundial de la Salud han enviado misivas respaldando el proceso.