Pasar al contenido principal
Cómo es "Spotlight", el crudo filme que se lleva el Oscar a la Mejor Película
Lunes, Febrero 29, 2016 - 15:48

Ovacionada en cuanto festival se haya exhibido, los reconocimientos de varios círculos de críticos y del cine independiente avalan la reciente elección de la academia.

"Le dedicamos el premio a los sobrevivientes de esta historia. Ellos nos inspiran; debemos luchar y asegurarnos de que algo así no vuelva a pasar", subrayó Tom McCarthy, director y uno de los escritores del filme "Spotlight" (junto a Josh Singer), al recibir el Oscar al Mejor Guión Original.

La película narra una realidad cruda, repetida durante generaciones, y cómo un grupo de periodistas del diario Boston Globe, apodado Spotlight, destapa una red de abuso infantil amparada en el seno de la arquidiócesis católica de Boston.

El filme se desarrolla con un grupo de actores-estrellas interpretando muy bien a periodistas casi anónimos, envueltos en un reporteo duro en el que todo juega en contra, desde la ley hasta el tiempo, pasanso poe muchas de las propias víctimas.

Hacer comprensible al espectador, y aún más allá, emocionante, un proceso con el que incluso los mismos periodistas que protagonizan el relato se sienten perdidos no es tarea fácil.

Para muchos seguidores del cine, con un intenso lenguaje visual, un dedicado trabajo en escena y una inquietante escritura, "Spotlight" es un triunfo del cine. Hay también un reconocimiento a los intereses civiles y a la ética de una profesión como el periodismo.

Ovacionada en cuanto festival se haya exhibido, sus exitosos pasos por Venecia y Toronto se suman a los reconocimientos de varios círculos de críticos (como los de Nueva York y Los Ángeles, entre otros), el Instituto de Cine Americano (AFI) y los Premios Gotham al cine independiente.

Aunque para el Oscar el filme aspiraba a seis estatuillas (Mejor Película, Director, Actriz Secundaria, Actor Secundario, Guion Original y Montaje), se quedó con dos importantes: la ya citado por Mejor Guión Original y la deseada por Mejor Película.

"Spotlight" invita al público a recordar o a enterarse de un escándalo que sacudió al mundo y a la Iglesia Católica. Y lo hace sin dramatizar exageradamente, exponiendo los hechos para convencer hasta el más escéptico de los espectadores.

Los actores

- Mark Ruffalo (1967) interpreta a Mike Rezendes, uno de los reporteros del equipo que da título al filme. Nominado al Oscar por tercera vez en su carrera, se sintió plenamente identificado con la historia en cuanto al deseo de develar una verdad. "Estoy en la industria del entretenimiento. A veces me llaman para hacer algo puramente entretenido y otras veces participo en proyectos que incitan al diálogo", ha comentado.

 

- Rachel McAdams (1978) da vida a Sacha Pfeiffer, una de las reporteras que conformaban por aquel entonces el prestigioso grupo periodístico. La actriz canadiense vivió un año ajetreado y cargado de proyectos. De hecho, aunque terminó el rodaje de "Spotlight" la misma semana que comenzó a filmar la segunda temporada de la teleserie "True Detective", admite que supo manejar las emociones para que no le afectaran a su trabajo como intérprete. "Es maravilloso formar parte de una historia tan importante. Me encantaría que pudiera inspirar a muchas más personas a preguntar sobre temas parecidos", ha dicho sobre el filme.

- John Slattery (1962) interpreta a Ben Bradlee Jr., uno de los responsables del The Boston Globe. Famoso gracias a la serie "Mad Men", es uno de los intérpretes que más de cerca vivió el escándalo. "Crecí en Boston en una comunidad católica irlandesa. Me afectó muchísimo cuando lo leí. La verdad es que no me sorprendió porque todos conocíamos alguna historia así más o menos de cerca, pero creíamos que sólo eran bromas. De niño fui monaguillo, pero como adolescente tuve conocimiento de sucesos extraños en mi escuela católica. Nadie podía sospechar que era algo tan grande como para haber sido encubierto durante tanto tiempo", ha dicho sobre el caso.

- Michael Keaton (1951) da vida a Walter Robinson, líder del equipo de investigación. "No he sido un buen católico, ni siquiera cuando hacía de monaguillo. Pero siempre he defendido la fe. Es buena para la gente y envidio a quienes la tienen. La película no gira en torno a la religión, sino sobre instituciones y personas que buscan poder y lo usan para aprovecharse", ha comentado en los medios.

Autores

LifeStyle