Pasar al contenido principal
Cómo hacer que el sitio web de su empresa sea atractivo
Viernes, Enero 14, 2011 - 17:18

En el mundo 2.0, muchos nuevos clientes llegan a las empresas navegando por internet. Por eso, un buen diseño web es fundamental para el éxito de las compañías. Si no quiere quedarse atrás, no pase por alto los siguientes tips.

La manera en cómo usted se viste y la forma en que habla son la primera impresión ante sus clientes. De la misma manera, un sitio web también entra por la vista.

Si bien lo más importante es el contenido que en él se encuentra, no puede pasar por alto ciertos parámetros y, si quiere mejorar sus ingresos, debe poner un esfuerzo en mejorarlo, como si su empresa estuviera frente a un espejo.

El sitio web de una compañía refleja el carácter de la empresa, su identidad corporativa. Y como sucede en el día a día, los clientes no se van a detener más de un minuto en una vitrina que no les llame la atención.

Desarrollar un sitio no es tan fácil y sencillo como se cree. “Siempre se debe tener cuenta que cada proyecto es único y requiere de soluciones especificas y propias para cada necesidad. Un buen diseño es la consecuencia de un producto bien pensado”, dice Natalia Garrido, directora creativa de la agencia digital argentina Iconosur.

Navegabilidad: la base

Uno de los aspectos clave para que el usuario se quede en el sitio que navega es, precisamente, la facilidad con la que puede acceder a los diferentes contenidos de éste.

El cliente debe sentirse cómodo con las herramientas de las que dispone para entrar entre las diferentes páginas de un sitio. Si lo consigue, lo más probable es que vuelva a visitarlo, indica Juan Lozano, CEO del sitio mexicano Publicidad Directa Online.

El atractivo del diseño

El desarrollo de un sitio contempla diferentes etapas durante de creación, desde el requerimiento inicial, hasta la puesta online y posterior mantenimiento. “La imagen final es el resultado de un profundo análisis y generalmente se obtiene luego de diferentes propuestas gráficas”, dice Natalia Garrido. “Los colores a utilizarse, las imágenes, tienen que estar asociadas a la marca y coincidir con la imagen global de la empresa o producto”.

El proceso de diseño de un sitio web lleva más tiempo del que generalmente se cree. No es lo mismo diseñar un blog personal que un sitio editorial o de e-commerce, por eso hay que tener en cuenta que los sitios gratuitos como Blogger, neositios o wordpress están dedicados a lo primero y no ofrecen total libertad de diseño.

Para la creación de sitios más complejos o personalizados, luego de un análisis y prototipación, se usan herramientas de diseño como Photoshop o Illustrator, para luego maquetar en Html o Flash y posteriormente seguir con la integración tecnológica, según explica Natalia Garrido.

Respecto a las características visibles del sitio, Juan Lozano, CEO de Publicidad Directa, prefiere páginas estáticas. “Depende del tema que se esté tratando, pero yo recomiendo que no sean muy dinámicas. Se debe evitar poner muchas incrustaciones en Flash, porque tienen mucho movimiento y pueden generar una página muy lenta en cargar, lo que puede hacer perder clientes por el efecto rebote”.

Lozano recomienda colores claros y sobrios, más conservadores. Además, dice que la página no debe estar recargada de imágenes. “Es mejor que sean pocas, pero ilustrativas”.

Con respecto al texto, Lozano recomienda que sea muy claro, preciso y conciso. “El logotipo lo puedes manejar como quieras, pero la información siempre es importante que tenga una tipografía standard. Idealmente Arial o Times New Roman, porque son reconocibles por todos los sistemas y navegadores”, dice. Además, recomienda que el tamaño del texto sea superior a 10.

Lo ideal sobre la configuración del sitio, según Lozano, es que el tamaño de la página sea de 760 pixeles de ancho, para que la mayoría de los monitores (desde una pantalla grande a un tablet) puedan ver la página de tamaño ideal.

La evolución hacia el 2.0

Lo más importante para hacer un sitio web atractivo es aplicar interacción. Hay que hacer una diferenciación entre el clásico diseño 1.0 y 2.0.

Según Sebastián Jara, Chief Marketing Officer (CMO) de SMMChile Marketing Agency, muchas webs que tienen un excelente diseño, son atractivas, con contenido e información relevante para sus visitas diarias, pero tienen una clara falta de interacción.

Según indica Jara, para mejorar y pasar a ser una web 2.0 se debe trabajar con las redes sociales, plataformas que ayuden a encontrar futuros nichos de mercado.

Incluso se puede llegar a nichos que no se tenían previstos en la estrategia inicial. “Eso puede significar nuevas y grandes rentabilidades a un bajo costo de inversión”, señala.

Esos nuevos segmentos se pueden separar en micro y nano-segmentos. “Estos nichos otorgan nuevos canales de distribución de información, lo que se transforma en una excelente herramienta de difusión que puede mejorar potencialmente la imagen y reputación de la empresa”, dice Jara.

Para el experto en marketing digital, al no evolucionar hacia el 2.0, el empresario puede perder la oportunidad de obtener clientes y nuevos negocios a muy bajo costo, en comparación a la publicidad tradicional.

“Un sitio llamativo gana visitas y gente que lo adopte, genera concurrencia y produce viralidad. Pero además, genera confianza y, por supuesto, ese sitio puede lograr que el dueño gane más dinero”, dice Natalia Garrido, de Iconosur.

¿Cómo fidelizar a los clientes?

No basta con tener un sitio atractivo para conseguir que el prospecto se convierta efectivamente en cliente. Pero con eso ya se tiene el camino avanzado.

Para el CEO de Publicidad Directa, lo que la empresa debe lograr es generar credibilidad. “Se pueden buscar certificaciones, por ejemplo de Google Adwords. La gente desconfía mucho de internet, pero siendo persistente se puede fidelizar a los clientes, generando confianza”, concluye.

Y un dato para no olvidar: los teléfonos y correos de contacto de la empresa, además de la dirección, siempre deben estar disponibles.

Autores

Mariana Osorio