Pasar al contenido principal
Cómo la sustentabilidad puede crear valor para que las empresas de América Latina se conecten con sus consumidores
Miércoles, Agosto 25, 2021 - 15:21

Informe de IBM Institute for Business Value advierte que los consumidores son más conscientes del actuar de las organizaciones y prefieren marcas que garanticen la realización de acciones sustentables y amigables con el medio ambiente y la sociedad. Por lo mismo, las empresas están creando valor.

Las empresas están cada vez más conscientes de su papel en la búsqueda por una convivencia sustentable entre ellas y la sociedad, sobre todo, ​​en medio de una pérdida de confianza de parte de la ciudadanía ante los grandes conglomerados. De esta forma, han considerado en mayor medida implementar los criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno (ASG), llamado en inglés Environmental, Social and Governance (ESGH).

En el reciente “Informe Sostenibilidad Retail”, de IBM Institute for Business Value, se entrevistó a 1.900 ejecutivos de empresas globales de productos de consumo y retail a nivel mundial y 14.000 adultos, para tener la visión de los consumidores Y, según el documento, las empresas tendrán que orientarse mucho más a estos, quienes buscan empresas alineadas con su valores e investigan a las marcas que consumen, aceptando incluso un alza en los precios de productos que respetan el medio ambiente. 

Según la encuesta de IBM, los consumidores están cada vez más dispuestos a cambiar la forma en que compran, viajan, eligen a un empleador e, incluso, donde realizan inversiones personales debido a factores de sostenibilidad ambiental. Y, a su vez, los empleados están dispuestos a aceptar un salario más bajo por trabajar con un empleador consciente de la sostenibilidad.

Pero, menos de la mitad de los consumidores encuestados (48%) confía en los compromisos corporativos en materia de sostenibilidad, con el 64% de los encuestados esperando un mayor escrutinio público el año que viene.  

Creando valor

Pero nada es al azar, junto con esta mayor conciencia también esperan ser más competitivas y productivas, al tiempo que avanzan en temas no financieros, mejorando su reputación y transparencia. 

Lo cierto es que esta tendencia ha permeado a varias empresas que se muestran dispuestas a invertir en la implementación de procesos sustentables. Sobre qué los motiva a ser sostenibles, Carlos Caaps, líder de la industria Retail para IBM Services Latinoamérica, señala que “para crear valor, las compañías necesitan estar conectadas con audiencias y comprender el contexto social y ambiental en el que operan. Una parte fundamental de esta creación de valor es la identificación de impactos externos que afectan a las partes interesadas a lo largo de sus cadenas de valor”.

Además, añade Caaps, “muchas organizaciones, principalmente del sector de retail y productos de consumo, están redoblando sus esfuerzos en relación con la sustentabilidad”. 

El reporte reveló que nueve de cada diez empresas dijeron que estarán trabajando en iniciativas de sustentabilidad en toda su empresa hasta finales de 2021. Y siete de cada diez  afirmaron que su desarrollo sustentable puede mejorar las operaciones eficacia, agilidad y empujar los resultados comerciales.

Además, de acuerdo al reporte, entre los objetivos de Desarrollo Sostenido planteados por las Naciones Unidas, para las organizaciones son más relevantes: Hambre cero, Buena salud y bienestar, Vida en la tierra, y Acción climática.

A la hora de evaluar las empresas que en América Latina se suelen asociar con acciones de sustentabilidad, Caaps menciona a las brasileñas Natura y GPA, empresa del Grupo Casino. La marca de cosméticos ha manifestado que desarrolla proyectos sociales con la comunidad, buscando contribuir al mejoramiento de la sociedad y la reducción del impacto ambiental. Además, obtuvo el sello de reciclabilidad de acuerdo al esquema de certificación que se estableció en el Acuerdo de Producción Limpia (APL) de ecoetiquetado. En general, la empresa de cosmética lleva a cabo varias acciones para generar impacto social y ambiental. 

En el caso de GPA, “monitorea las emisiones de carbono de sus actividades directas desde 2010. Evalúa el origen de la carne -si no proviene de un área deforestada y si cumple con criterios de bienestar animal, por ejemplo- y si las condiciones de trabajo durante la producción de los artículos son adecuados”, dice Caaps.

¿Y la industria de la moda?

Se trata de una de las más contaminantes, luego de la industria petrolera. De acuerdo con el artículo ‘El costo ambiental de estar a la moda’, de Naciones Unidas, “la industria del vestido utiliza anualmente 93 millones de metros cúbicos de agua”. Además, también se desechan al año “medio millón de toneladas de microfibra, equivalente a 3 millones de barriles de petróleo”. 

Sobre las empresas minoristas que están realizando acciones en beneficio del planeta, Carlos Caaps, de IBM, dice que “El grupo brasileño Lojas Renner fue la primera latinoamericana en aparecer en el Dow Jones Sustainability Index 2018. El grupo de tiendas departamentales se ubicaba en la octava posición. Lojas Renner neutraliza el 100% de sus emisiones de gases de efecto invernadero desde 2016. También creó el sello Re, identificando productos y servicios enfocados en el tema, con el propósito de brindar información al público y fomentar un consumo más consciente - ejemplos de algodón certificado, lyocell (una fibra renovable que proviene de la producción de celulosa), viscosa certificada, poliamida biodegradable e hilo reciclado”.

Foto pricipal: Freepik.es

Autores

Daniela Arce