Pasar al contenido principal
Crean un material prometedor para la ingeniería de tejidos
Jueves, Enero 14, 2016 - 11:11

Se trata de una especie de gel que es capaz de repararse, ser elástico y mantenerse sólido al tacto.

Investigadores de la Universidad de Rice han ideado un material compuesto auto-adaptativo (SAC), flexible y biomimético que es capaz de volver a asumir su forma original y curarse a sí mismo. Publicado en ACS Applied Materials and Interfaces, el estudio describe la producción y características de SAC, que se compone de una mezcla de dos polímeros y un disolvente.

La evaporación del disolvente en presencia de calor resulta en unas pequeñas esferas de goma de matriz flexible de goma. Cada esfera está hecha de fluoruro de polivinilideno y están cubiertas por  polidimetilsiloxano viscoso.

El material es elástico con una alta tasa de viscoelasticidad que permite la deformación y reformación tras la compresión. Además, si la matriz sufre daños o se ve comprometida, tiene la capacidad de curarse.

Los autores lo llaman un material inteligente y lo describen el material como un "gel extremo", con una fase líquida de aproximadamente 50%, lo que es mucho más mecánicamente robusto que un gel regular. Según los autores, SAC se muestra prometedor como un material biocompatible para la ingeniería de tejidos basado en sus características mecánicas favorables y la facilidad con la que puede ser producido.