Río de Janeiro. La economía brasileña registró retroceso en septiembre pero aún así terminó el tercer trimestre con expansión, volviendo a mostrar crecimiento trimestral tras dos caídas seguidas, producidas principalmente por la huelga de camioneros que afectó la actividad en el período entre abril y junio.

El índice de actividad económica del Banco Central, especie de indicador del Producto Interno Bruto (PIB), presentó una contracción del 0,09% en septiembre en la comparación con el mes anterior, de acuerdo con un dato divulgado este viernes por el BC.

El resultado fue mejor que la expectativa en la encuesta de Reuters, de una baja del 0,4%, en el primer desempeño negativo tras tres altas seguidas.

Con ello, el indicador cerró el tercer trimestre con una expansión del 1,74% sobre los tres meses anteriores, después de la contracción del 0,15% en el primer trimestre y del 0,79% en el segundo.

La producción industrial registró una caída del 1,8% sobre agosto, por encima de lo esperado, mientras que las ventas al por menor sufrieron una contracción del 1,3%, en el peor desempeño para el mes en 18 años.

"Vemos los resultados de los distintos indicadores de la actividad (en el tercer trimestre) tendiendo claramente a positivos, en parte en respuesta a la base débil del segundo trimestre", explicó el economista jefe de Tullett Prebon Brasil, Fernando Miguel Monteiro, en una nota.

"A favor de este último trimestre juegan las mayores confianzas y distensión del post-elecciones", agregó.

En la comparación con septiembre de 2017, el IBC-Br registró crecimiento del 0,72% y en el acumulado en 12 meses tuvo alza del 1,45%, según datos observados del BC.

Los indicadores de actividad en septiembre mostraron que la economía presentó un desempeño débil al final del tercer trimestre, en un período marcado por fuertes incertidumbres antes de la elección presidencial de octubre.

La producción industrial registró una caída del 1,8% sobre agosto, por encima de lo esperado, mientras que las ventas al por menor sufrieron una contracción del 1,3%, en el peor desempeño para el mes en 18 años.

El sector de servicios tuvo retroceso inesperado en la comparación con agosto, del 0,3%, en la performance más débil para septiembre en tres años.

La encuesta más reciente realizada por el BC junto a los economistas muestra que la expectativa es de un crecimiento del PIB este año del 1,36%, acelerando al 2,5% en 2019.

El IBGE divulga los datos del PIB del segundo trimestre el 30 de noviembre.