Santiago. El índice chileno de acciones líderes Ipsa cerró este miércoles en un máximo record gracias a los indicadores mensuales de actividad económica, que superaron con creces las expectativas, y alza del sector de la construcción.

El Ipsa avanzó un 0,3% a 5040.97, mientras el volumen cayó a 142.500 millones de pesos chilenos (US$288,0 millones) desde los 203.600 millones de pesos de la sesión anterior.

La actividad económica creció un 6,2% en noviembre, la lectura más alta para el undécimo mes del año desde 2004.

Adicionalmente, el sector de la construcción registró un avance del 6,6% en noviembre.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, dijo este martes que los indicadores apuntan a una recuperación del sector de la construcción.

Entre las acciones destacadas, la constructora más grande del país, SalfaCorp (SALFACORP.SN), subió un 1,6% a 1.780,40 pesos.

Por su parte, el desarrollador urbano Socovesa (SOCOVESA.SN) ganó un 1,3% a 387,95 pesos.

Los bancos también registraron ganancias.

Banco Santander Chile (SAN, BSANTANDE.SN), avanzó un 1,7% a 43,65 pesos, y Banco de Chile (BCH, CHILE.SN) aumentó un 1,5% a 72,95 pesos.

Tras avanzar un 37,6% el año pasado, el Ipsa debería continuar su alza en 2011 pero a un ritmo más moderado.

Rodrigo Arriagada, de la corredora local Molina y Swett, dijo dudar que el índice suba al ritmo de 2010, aunque definitivamente avanzará este año.

Analistas prevén que el Ipsa suba entre un 10 y un 12% a fines de 2011 a entre 5.500 y 5.600 puntos.

En otras noticias del mercado, el peso chileno cerró el miércoles con una baja de un 1,4% frente al dólar, luego que el banco central iniciara su anunciado programa de intervención en el mercado cambiario por US$12.000 millones.

El peso chileno cerró a 494,80 pesos por dólar, comparados con el cierre del martes a 487,80 pesos, mientras que se negoció en un rango de entre 490,50 y 495,30 pesos por dólar.

Durante la sesión, el Banco Central de Chile dio inicio el miércoles a su programa de intervención del mercado cambiario por US$12.000 millones, con la compra de US$50 millones en dólares en el mercado local a un promedio de 494,28 pesos por dólar.

En el mercado de deuda, los rendimientos de los bonos del banco central chileno indexados a la inflación, o BCU, cerraron con un amplio incremento mientras el mercado sigue digiriendo los planes del banco central de usar US$2.000 millones en instrumentos a corto plazo y facilidades, así como US$10.000 millones en bonos denominados en pesos e indexados a la inflación para "esterilizar" su programa de compra de dólares por US$12.000 millones.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró en el 2,89%, comparado con el 2,80% del martes, mientras que el rendimiento de los BCU a 10 años finalizó la jornada en el 3,28%, frente al 3,11% de la sesión previa.