Hong Kong. Las acciones de Asia subían lentamente, mientras el dólar australiano y los commodities recuperaban pérdidas iniciales a medida que los inversores apostaban a que la más reciente alza de tasas de interés de China no cambiaría el panorama optimista para la economía mundial en 2011.

El Banco Popular de China elevó sus tasas en 25 puntos bases este sábado, el segundo aumento en poco más de dos semanas, como parte de una serie de medidas diseñadas para combatir la inflación que alcanzó un máximo de 28 meses en un 5,1% en noviembre.

"Nuestros economistas habían esperado un aumento de tasas antes de fin año, pero al conocerse la noticia el mismo día de Navidad hubo algo de sorpresa para el mercado", dijo Chen Xin Yi, vicepresidente asociado de Barclays Capital en Singapur.

"Sin embargo, nosotros creemos que el momento bien calibrado refleja la consideración de minimizar una volatilidad de los mercados financieros no deseada y reducir a la menor extensión posible los movimientos de capitales", agregó.

El índice MSCI de acciones de Asia sin considerar a Japón subió un 0,2%. Los grandes mercados como Hong Kong y Australia seguían cerrados.

"El impacto del movimiento de hoy en el impulso del crecimiento de la economía real posiblemente será mínimo", dijo Qian Wang, jefe economista en China de JP Morgan.

El principal índice de acciones de China cedió ganancias iniciales y los forwards del yuan eran levemente mayores. El índice Shanghai Composite caía un 0,3%, con acciones débiles y pequeñas anulando las ganancias de bancos y firmas de seguros.

El índice Nikkei de Japón cerró con un avance del 0,75%, extendiendo su mejor rendimiento ante otros mercados de Asia. El Nikkei ha ganado poco más del 10% en el trimestre, frente al 5,4% del MSCI de Asia sin Japón.

Sin embargo, los inversores estadounidenses están comenzando el 2011 con un ánimo alcista, lo que elevó los holdings de equities a un máximo de 10 meses, aumentando la exposición a crédito de alta rentabilidad y reduciendo la deuda del gobierno, mostraron la semana pasada sondeos de Reuters.

El oro spot operaba sin grandes variaciones después de caer a un mínimo de una semana de US$1.371,1  anteriormente.

Los futuros del crudo remontaron caídas iniciales, subiendo un 0,3% hasta un máximo de dos meses.

El dólar australiano estaba plano después de caer en las primeras operaciones por expectativas de más endurecimiento de medidas en China pueda llevar a los inversores a vender después del quiebre de fin de año.