Singapur. Las acciones de Asia ganaron terreno este martes, apoyadas por el optimismo de que China rechazaría medidas agresivas para controlar la inflación que podrían inhibir su fuerte crecimiento económico o golpear su voraz demanda por materias primas.

El euro se mantuvo cerca de máximos de tres semanas frente a un dólar débil, mientras los operadores citaban sólidas compras desde cuentas, incluidos los bancos centrales de Asia, aunque las operaciones de fin de año eran escasas.

Analistas esperan que la Fed de Estados Unidos mantenga su rumbo mientras funcionarios evalúan el reciente lanzamiento de un programa de compra de bonos y la salud de la recuperación económica de Estados Unidos después de una serie de datos alentadores.

Funcionarios de la Fed posiblemente revisarán su panorama económico para reflejar el crecimiento más firme después de que la Casa Blanca y los Republicanos acordaron extender los recortes tributarios.

"El sentimiento es ciertamente más optimista ahora que hace pocas semanas", dijo el asesor de clientes de Austock, Michael Heffernan.

"China no aumentó las tasas, Irlanda se ha tranquilizado, Estados Unidos ha aprobado el proyecto de impuestos y no saldrán grandes datos nacionales", agregó.

El índice MSCI de acciones de Asia fuera de Japón subió un 0,4%, llevando sus ganancias hasta el momento este año a cerca de un 13%, mientras que el Nikkei avanzó un 0,2%.

Las acciones de Corea del Sur alcanzaron un nuevo máximo de 37 meses, superando la barrera psicológica de los 2.000 puntos, impulsadas por las ganancias en sectores claves como tecnología y automotrices como Hyundai Motors, que subió un 1,4%.

Las acciones de las compañías de materias primas en Asia también fueron potenciadas por un salto en los precios de los metales, después de que datos del fin de semana mostraron que la producción industrial en China siguió en alza.

Muchos inversores habían temido que China elevase las tasas de interés la semana pasada para detener la creciente presión inflacionaria, pero el banco central optó en cambio por elevar la cantidad de capital extra que deben tener los principales bancos.

Un sondeo de Reuters dado a conocer el lunes mostró que los economistas aún esperan un alza de las tasas de interés en China en los próximos meses, pero esperan que los expertos en política se apoyen más en los controles a los préstamos en el 2011 como su arma favorita en la lucha contra las crecientes presiones de precios.

El dólar seguía débil después de una advertencia de Moody's durante la noche.

Las agencias de índices de crédito dijeron que podrían acercarse a reducir el índice triple-A de Estados Unidos si el acuerdo del gobierno de Obama para ampliar los recortes tributarios consigue la aprobación en el Congreso y eleva los grandes niveles de deuda.

El índice del dólar contra una canasta de grandes divisas retrocedió marginalmente a 79,24, luego de bajar a un mínimo de tres semanas de 79,101 este lunes. El euro operaba a 1,3386, luego de haber subido hasta 1,3433.

Los precios del crudo recuperaban pérdidas iniciales para permanecer con pocos cambios en torno a los 88,55 dólares por barril antes de datos de stock de la industria petrolera de Estados Unidos.