Hong Kong. Las acciones de Asia alcanzaron su máximo nivel desde junio del 2008 y los precios de los commodities remontaron este jueves después de que el nuevo programa de compra de bonos de la Reserva Federal mantuvo viva la búsqueda de crecimiento y mayores rendimientos.

Los valores japoneses subieron un 2% y lideraron a la región después de temores de un yen mucho más fuerte como consecuencia de la decisión de la FED fueron disipados por una moderada reacción del mercado, lo que llevó a los inversores extranjeros a cubrir sus apuestas contra las acciones.

Después de caer durante la noche, el dólar estadounidense se estabilizó, con operadores que dudaban si sumar a las importantes apuestas contra la moneda después de que el euro tocó un máximo de 10 meses, aunque hicieron subir el precio del cobre y el petróleo de todas maneras.

Aún hay muchos eventos pendientes esta semana que podrían inyectar volatilidad al mercado, incluidas reuniones de política del Banco de Inglaterra, el Banco de Japón y el Banco Central Europeo, así como el reporte de pagos de octubre en Estados Unidos.

En Asia, después de que la FED prometió comprar US$600.000 millones en deuda del Tesoro mayoritariamente de madurez en el mediano plazo, los crecientes flujos de capital a la región posiblemente aceleren un proceso de regreso a la inflación, pero también destacan el riesgo de controles de capital más estrictos.

"Al asumir comprar más de bonos del Tesoro, la esperanza es que el apetito por el riesgo brinde el catalizador para que la gente gaste, especialmente las corporaciones", dijo Sean Darby, estrategia de Asia con Nomura en Hong Kong, en una nota.

"Nosotros esperamos que las acciones de Asia sigan bien, pero la inyección adicional planteará el fantasma de los controles de capital en Asía y partes del Norte de Asia", agregó.

El índice MSCI de acciones de Asia Pacífico fuera de Japón ganó un 1,1%, liderado por los sectores de commodities y tecnología.

Desde septiembre, cuando aumentó la especulación sobre que la FED tendría que imprimir más dinero barato y una parte de esos dólares iría a parar al alto crecimiento en Asia, el índice ha avanzado un 19%.

En los mercados de divisas, muchos operadores no querían dañar a un dólar débil que esta está listo para la reunión de la Fed, pero rápidamente hallaron otros temas para operar.

El dólar canadiense avanzó mucho, con el dólar de Estados Unidos avanzando un 0,2% a 1.0066 dólares canadienses después de que el Gobierno sorprendió a los mercados al bloquear la oferta de BHP Billiton por 39.000 millones de dólares por Potash Corp.

El euro operaba a US$1,4130, principalmente sin cambios durante el día, luego de alcanzar un valor de US$1,4175 este miércoles.

Los precios del crudo parecían listos para un cuarto día de ganancias, subiendo un 1% en el día a 85,53 dólares por barril.