Londres. Las acciones europeas cerraron en alza el viernes luego de que el Grupo de los Siete intervino para debilitar al yen y Libia declaró un alto el fuego, sucesos que ayudaron a mejorar el humor de los inversores.

El índice paneuropeo FTSEurofirst 300 .FTEU3 cerró provisionalmente con una subida del 0,2%, a 1.089,19 puntos.

Uno de los factores que limitó las ganancias fue la decisión de China de elevar nuevamente el nivel de reservas obligatorias requeridas a los bandos, la más reciente medida de su ciclo de ajuste monetario que muchos pensaban se interrumpiría tras el devastador sismo que sacudió a Japón.

Sobre la situación en el norte de África, algunos analistas eran escépticos sobre la viabilidad y duración del cese del fuego en Libia. Pero los estrategas del mercado seguían siendo optimistas sobre las perspectivas para las bolsas.