Londres. La actividad del sector privado de la eurozona se aceleró en noviembre, pero continúan las diferencias importantes entre los países más grandes del área del euro y los países endeudados de la periferia, según la encuesta Markit publicada el viernes.

El crecimiento más fuerte de Alemania, Francia e Italia contrasta con la debilidad de España, que está mostrando señales de una recesión de doble fondo, dijo Markit.

El índice compuesto para la eurozona de Markit, una medida de la actividad basada en una encuesta a 4.500 empresas manufactureras y de servicios, subió hasta un máximo de tres meses de 55,5% frente a 53,8% en octubre. Una cifra por encima de 50% indica expansión de la actividad, mientras que una por debajo significa una contracción.

Los economistas no esperaban cambios de la cifra preliminar de 55,4% publicada el 23 de noviembre, según una encuesta de Dow Jones Newswires publicada la semana pasada.

El índice de actividad de servicios repuntó a 55,4% en noviembre desde un mínimo de ocho meses de 53,3% en octubre, batiendo el dato preliminar de 55,2%.