Sao Paulo. Impulsado por las continuas compras de los consumidores e inversiones de empresas, la actividad económica en el mayor país de Latinoamérica se expandió 7,48% en los doce meses hasta agosto frente al período previo de doce meses, informó este miércoles el banco central brasileño.

En su informe mensual sobre la actividad económica, el banco central señaló que la actividad en agosto se mantuvo estable respecto del mes anterior. Todas las cifras están ajustadas por factores estacionales.

El banco central hace un seguimiento a la actividad económica en una base mensual a través del Índice de Actividad Económica del Banco Central, IBC-Br.

La economía brasileña experimentó una breve recesión en los meses iniciales de 2009 ante la recesión y crisis financiera mundial. Las cifras oficiales del producto interno bruto mostraron una contracción del 0,2% en 2009.

Pero en 2010 se está registrando una fuerte recuperación, impulsado por exenciones tributarias del gobierno, un aumento del gasto en proyectos de infraestructura y reducciones en las tasas de interés. Las políticas generaron un aumento del empleo, ingresos y consumo a inicios de 2010. La inversión de las compañías también ha aumentado.

Según cifras oficiales, el PIB de Brasil se expandió 8,8% en el segundo trimestre de 2010 frente al mismo trimestre del año anterior. Los economistas esperan que el país se expanda entre 7,0% y 7,5% en todo 2010.