En 1,9% se desaceleró la actividad industrial argentina en el mes de septiembre, frente al mes anterior, aunque aumentó en 10,4% comparado con igual mes del ejercicio anterior, según el informe del Centro de Estudios de Orlando Ferreres.

De este modo, la producción fabril acumuló un aumento de 8,4% interanual en nueve meses.

Según la consultora, se prevé que "con la desaceleración del sector agrícola, el dinamismo de la economía estaría centrado en la evolución industrial", agregando que "la actividad fabril se está acercando a los niveles previos a la crisis, por lo que aumentos en los niveles futuros de producción estarían limitados por la capacidad instalada industrial", consigna Clarin.

En sentido, se advierte que para lograr un crecimiento sostenido del sector manufacturero en el mediano plazo, serán "necesarias inversiones destinadas a ampliar tanto la capacidad productiva de la industria como la de aquellos sectores que la proveen, entre ellos el sector energético".

El crecimiento industrial, según el informe, fue impulsado en septiembre por las industrias siderúrgica y automotriz. En cambio, las industrias Química y agroquímica, Papel, Refinerías, y las productoras de Plásticos, Bebidas y Tabaco registraron bajas con respecto al año pasado, publica el mismo medio.

La producción de automotores alcanzó en los nueve meses del año un 48,2%, mientras que la fabricación de maquinaria agrícola se incrementó 43% entre otras áreas.