Las aduanas hondureñas reportaron ingresos por el orden de 8.920.9 millones de lempiras (US$465 millones) de enero a octubre del presente año. Así lo reveló ayer el director adjunto de Rentas Aduaneras de la DEI, Miguel Mejía.

El año pasado, lo recaudado ascendió a 9.552.1 millones de lempiras (US$498 millones).

El funcionario dijo que las medidas adoptadas para atacar la defraudación y subvaluación han contribuido a lograr las metas proyectadas. Otro factor que ha permitido cumplir con la meta es la recuperación de las importaciones de bienes.

Intervenciones. En cuanto a la rotación de personal en las principales aduanas por denuncias de corrupción y el impacto en las recaudaciones, Mejía dijo que las acciones han sido acertadas y eso se ha visto reflejado en los ingresos registrados.

Citó el ejemplo de Toncontín, el que después de la denuncia publicada por EL HERALDO a principios de septiembre por el cobro irregular por la introducción de vehículos usados y que terminó con el traslado de funcionarios y empleados a puestos administrativos y a otras aduanas, el entrevistado dijo que los reportes son aceptables, ya que en octubre pasado se recolectaron 212.1 millones de lempiras (US$11 millones), superior en 3% a la meta fijada, que era de 205.1 millones (US$10,6 millones).

"Desde hace muchos años no se lograba superar la meta de recaudación en Toncontín", subrayó Miguel Mejía, quien dijo que las denuncias por actos irregulares han bajado después de que el personal fue removido a otros cargos.