Buenos Aires. El Departamento de Estado de EE.UU. manifestó la “preocupación sobre el alto índice de inflación” que tiene Argentina, y calificó su situación de “dramático”, por lo mismo creen que dicha situación puede “disminuir el atractivo” del país sudamericano.

El análisis fue comunicado en el reporte sobre el clima de inversión de la edición 2011 para Asuntos Económicos, de Energía y de Negocios de la cancillería norteamericana, el cual estudia las perspectivas económicas de los países para resguardar el flujo de capitales.

En el reporte señalan que el Banco Central de Argentina “manejó las políticas monetaria y cambiaria en apoyo de la expansión económica manteniendo una tasa de cambio subvaluada o ‘competitiva’ y tasas de interés reales negativas”.

“Hubo un debate público en los medios sobre la relativa importancia de esta política en causar el dramático aumento del nivel de la inflación en los últimos meses”, se indica en uno de los párrafos dedicado a la Argentina, según consigna Clarín.

También agrega que “otros (observadores) apuntan a las políticas impositiva, de salarios o de ingresos como factores más importantes que contribuyen con la inflación”.


Además, mencionó que “cualquiera sean las causas raíces, la inflación es un punto de preocupación en curso para las perspectivas macroeconómicas” para Argentina.

“Esta aceleración de la inflación, junto a una tasa de cambio relativamente estable, causó una apreciación real del peso y, consecuentemente, muchos sectores productivos están presionando por una devaluación nominal sustancial” de la divisa argentina, explicaba el análisis del Departamento de Estado estadounidense.

Sin embargo, señala que la inversión extranjera en ese país “sigue abierta” y que en los últimos cinco años de crecimiento “atrajeron considerable interés” entre empresarios de Estados Unidos y otros países.