Bogotá. Tras una hora de reunión, empresarios y trabajadores de Colombia no logaron ponerse de acuerdo en la última oportunidad que tenían para fijar el incremento del salario mínimo para 2011.

Los empresarios encabezados por la Andi mantuvieron su posición de un incremento de 3%, mientras que los líderes sindicales llegaron a considerar un alza de hasta un 5%, tras haber comenzado en un 12%, para plantarse en un 7%.

Los representantes de los trabajadores se retiraron sin llegar a ningún acuerdo ante la posición de los empresarios de mantener una propuesta de alrededor del 3%. En consecuenta el gobierno tendrá que definir el monto como ha venido sucediendo en los últimos cuatro años anteriores.

Para el alza del salario mínimo legal vigente, el Gobierno Nacional expidió el decreto fijando la asignación de 515.000 pesos lo que significó un incremento equivalente al 3,64258%. En cuanto al auxilio de transporte quedó establecido en 61.500 pesos, producto de un aumento de 3,7099%.

Los analistas consideran que un aumento cercano al del año pasado, es decir 3,6%, es evaluado por el Gobierno a la hora de elevar la asignación salarial para un poco más de tres millones de trabajadores colombianos beneficiados con el salario mínimo. Un estudio de Fedesarrollo muestra que un alto porcentaje de trabajadores no alcanza a ganar el mínimo, lo que favorece la informalidad laboral.

El vice presidente de la República, Angelino Garzón se ha mostrado contrario a la propuesta de los empresarios y consideró que uin incremento tan bajo no ayuda a que se dinamice el consumo.

El presidente de la CGT (Confederación General de Trabajadores) Julio Robero Gómez consideró que de llegarse a decretar un incremento del 3%, equivalente a 515 pesos diarios, "es una humillación" para los trabajadores.