Nueva York. América Latina debería emitir este año 24% menos de bonos soberanos en los mercados de capital internacional, a medida que aumenta la dependencia de los gobiernos en los recursos domésticos de financiamiento, pronosticó este martes la agencia Fitch Ratings.

Las necesidades de financiamiento de los gobiernos bajarán a US$398.000 millones en el 2011, o un 8% del producto interno bruto regional, frente a los US$407.000 millones en el 2010, o un 9,1% del PIB regional, estimó Fitch.

Casi el 90% de esas necesidades de financiamiento serán cubiertas por recursos domésticos, según Fitch. Se espera que la emisión de bonos internacionales cubra sólo un 4% del total de las necesidades, disminuyendo a US$15.700 millones este año frente a US$20.600 millones en el 2010.

"Esta disminución de la dependencia en préstamos extranjeros y en la emisión externa reduce las vulnerabilidades que se generan de la volatilidad de los mercados externos, las sacudidas financieras y los riesgos de los tipos de cambio", escribieron en un informe los analistas de Fitch Jaime Reusche, Roberto Secemski y Shelly Shetty.

Jamaica es el país con la mayor necesidad relativa de financiamiento en la región (16,3% del PIB), seguido por Brasil (10,8% del PIB), aunque este último tiene riesgos de refinanciamiento mucho más bajos, indicó Fitch.