Sao Paulo. El crecimiento de la economía brasileña se habría desacelerado en el tercer trimestre del año, principalmente debido al débil desempeño de la industria, mostró este martes un sondeo de Reuters.

La mediana de las previsiones de 18 instituciones financieras apuntó a una expansión del Producto Interno Bruto del 0,4% en la comparación entre el tercer trimestre y el segundo, cuando la economía creció un 1,2%.

El rango de los pronósticos fue desde una estabilidad hasta un avance del 1%, con un promedio de 0,38%.

En la comparación con el mismo trimestre del año pasado, el promedio de 17 respuestas apuntó a una expansión de 6,6%, con las estimaciones variando desde un 5,6% a un 7,5%. En el segundo trimestre, la expansión fue del 8,8% respecto del mismo lapso del año pasado.

"El paso más lento debería haber sido causado por el débil desempeño de la industria (...) que debería haberse reflejado en un menor grado de inversión y una mayor fuga externa, o una mayor contribución negativa de las exportaciones netas", dijo Jankiel Santos, economista jefe de Espírito Santo Investment Bank.

La industria pasó por una desaceleración a mediados de año, tras un fuerte desempeño en el primer trimestre, cuando fue estimulada por incentivos fiscales del gobierno en algunos sectores.

Miriam Tavarez, directora de cambios de AGK Corretora, estima una contracción de un 0,2% en la industria en el tercer trimestre contra el segundo, lapso en el que el sector había crecido un 1,9%.

"Mientras, en relación al mismo período del 2009, debe presentar un alza de un 8,8%", aseguró Tavarez.

Por otro lado, el sector servicios debería presentar una de las principales alzas. Tavarez espera un crecimiento trimestral del 2,1% y de un 5,6% en la comparación anual, frente a expansiones del segundo trimestre de 1,2% y 5,6%, respectivamente.

En el cuarto trimestre, el consumo y el sector servicios deberían mantener un buen desempeño, como suele suceder en dicho lapso, en una mejor época de ventas del año, y la industria debe ganar fuerza, lo que tiende a acelerar la expansión del PIB de dicho periodo.

"Las primeras señales del sector fabril del cuarto trimestre apuntan a un comportamiento mejor en los últimos meses del año, mientras que la renta y el crédito apuntan a una continuidad del fuerte ritmo del consumo privado", aseguró Santos, de Espírito Santo.

"Por lo tanto, parece ser bastante probable que el tercer trimestre muestre una pausa temporal y no un punto de cambio de tendencia", agregó.

En una nota a clientes, Citigroup estimó una expansión de 1,2% en el cuarto trimestre sobre el tercero.

El Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IGBE) divulgará el dato del PIB del tercer trimestre este jueves.