Pekin. Otro incremento de tasas de interés en China en el primer trimestre es probable, dijo este miércoles un asesor del banco central, pero un vicegobernador advirtió contra elevarlas demasiado por temor a generar fuertes flujos de ingreso de dinero.

Li Daokui, un asesor académico del Banco del Pueblo de China, dijo que sería razonable un incremento de tasas en el primer trimestre porque la inflación tiende a ser elevada por razones estacionales durante los primeros meses del año.

"En general, los precios tienden a tener una tendencia alcista en el primer trimestre, y focalizándonos en esa tendencia, hacer un ajuste en las tasas de interés es razonable", dijo Li a periodistas en un foro.

El banco central, que elevó las tasas dos veces el año pasado e incremento las reservas obligatorias de los bancos en seis ocasiones, ha prometido colocar el combate a la inflación al tope de su agenda para el 2011.

Pero el vice gobernador del banco central, Yi Gang, dijo en comentarios publicados por la prensa que China debería focalizarse en atacar la raíz de la inflación cortando el superávit comercial en lugar de depender demasiado del ajuste monetario para librar ese combate.

Yi dijo que el origen de las presiones inflacionarias en China se encuentra en el enorme superávit comercial del país.

Funcionarios chinos han advertido de que el ajuste monetario será menos efectivo por la excesiva liquidez en los mercados financieros globales proveniente de la relajación monetaria en Estados Unidos.

Elevar las tasas de interés podría controlar la inflación pero también atraería flujos de dinero hacia China, donde los niveles de reservas requeridas a los bancos ya han sido elevadas a máximos históricos, declaró Yi al oficial Shanghai Securities News.

La presión sobre el banco central para que contenga la liquidez es evidente tras datos que mostraron un alza récord de US$199.000 millones en las reservas en moneda extranjera en el cuarto trimestre, llevándolas a US$2,85 billones.

El banco central tiene que comprar la mayor parte de la moneda extranjera que ingresa al país para mantener al yuan estable, volcando como resultado grandes montos de moneda local en el sistema bancario.

Li dijo que el gobierno quiere controlar el crédito bancario, pero que establecer una cuota de préstamos para todo el año era una medida insuficiente por si sóla.

"La estructura económica de China es complicada hoy, por lo que no es suficiente con sólo establecer una meta de crédito este año para controlar el desempeño de la economía", dijo Li.

En el pasado, China usó cuotas de crédito para controlar el préstamo. Este año, el banco central se comprometió a mejorar ese sistema con ajustes regulares de requerimientos de reservas y proporciones de capital orientados a los prestamistas individuales.