Cuando el 2010 ya llega a su fin, comienzan las proyecciones tanto políticas, sociales y obviamente económicas. En este sentido los analistas colombianos no se quedan atrás, y tras conocer que el país cerrará el año con la economía creciendo al 3,6%, estiman que para el próximo ejercicio ésta crecerá cerca de 5%.

Las estimaciones se funadamentan en el buen desempeño que ha tenido el consumo de los hogares y la inversión en las empresas, así como en el dinamismo que traen sectores como la minería, la construcción y el sistema financiero, consigna Portafolio.

Sin embargo, la economía colombiana no está exenta de riesgos. En primer lugar, está el impacto del desastre invernal y, en particular, los efectos que tendrá sobre el sector agropecuario, en la infraestructura vial y, por ende, en el transporte, los cuales serían más severos si la situación climática no mejora sustancialmente, informa el mismo medio.

Respecto de la situación externa, los analistas también son cautos, ya que puede afectar a la economía regional en la medida que no haya una recuperación fuerte de Estados Unidos y Europa, los principales socios comerciales del país.