Según la opinión de expertos y analistas del sector privado y público, la economía mexicana podría haber crecido entre el 5% y 5,4% en 2010.

A pocas semanas que se dé a conocer el dato oficial, las corredoras ajustaron sus pronósticos de crecimeinto para la nación azteca.

El economista jefe para México de JP Morgan, Gabriel Casillas, y Alberto Ramos, economista para América Latina de Goldman Sachs, señalaron que el empuje que dió la demanda de Estados Unidos a las manufactureras aztecas, en el primer trimestre del 2010 y la fuerza generada en los sectores servicios y en la demanda interna son los fundamentales para estas correcciones, consigna El Economista.

La economista Jimena Zúñiga de Barclays Capital desde marzo del 2010 mantuvo su pronóstico de que la economía mexicana lograría un crecimiento de 5,5%.

En el transcurso del año, el gobierno federal corrigió en cinco ocasiones su pronóstico de crecimiento del PIB para el 2010 de 3% hasta 4,8%, el FMI no se quedó atras y realizó igual número de proyecciones, informa el mismo medio.

Ya en los meses de noviembre y diciembre del ejercicio anterior, y luego que Ben Bernanke presidente de la Reserva Federal, reconociera que podría ampliarse el estímulo monetario de US$600.000 millones y que el congreso de EE.UU. aprobara su paquete nuevo de estímulos fiscales la calma volvió a los mercados.