Buenos Aires. Argentina espera iniciar este año tratativas formales con el Club de París para resolver su millonaria deuda impaga con ese foro de acreedores.

Una fuente gubernamental, citada por la agencia Reuters, dijo que esperaba que, como resultado de esas negociaciones, se reabran las líneas de crédito para empresas que invierten en el país.

"Vamos a reestructurar la deuda del Club de París en la medida en que sea beneficiosa para Argentina, que sea una solución para los acreedores pero que también le otorgue un beneficio a Argentina", afirmó la fuente, que habló bajo condición de anonimato.

Advirtió que aún es muy temprano para definir cuál sería la fuente de financiamiento para esos pagos.

El gobierno argentino había anunciado que cancelaría con reservas sus compromisos en incumplimiento con el Club de París, de entre US$6.500 millones y US$8.000 millones, en 2008, pero el plan se frenó por el agravamiento de la crisis global.

Argentina cerró el mes pasado un millonario canje de deuda impaga que permitió regularizar 92% de sus bonos en incumplimiento y podría, según dijeron recientemente autoridades del país, volver a emitir deuda en el mercado global si obtiene tasas de interés de un dígito.

La fuente precisó que Argentina no tiene como meta actualmente salir al mercado voluntario, pero sostuvo que "mantenemos el objetivo de crear una tasa de referencia razonable" para el país.

"No estaría en condiciones de decir que no vamos a hacer nada este año, lo que digo es que no tenemos ningún apuro, vamos a seguir mirando al mercado", afirmó el funcionario.

Agregó que la expectativa de expansión económica para este año se acerca a 7%.

Recientemente el ministro de Economía, Amado Boudou, dijo que esperaba que el país creciera al menos 6% en 2010.