Buenos Aires. Los precios minoristas de Argentina aumentaron un 10,9% en el 2010 tras registrar una subida del 0,8% en diciembre, dijo este viernes el gobierno, que volvió a reportar datos muy inferiores a la inflación real calculada por analistas privados.

Expertos consultados por Reuters aguardaban que el ente estatal de estadísticas reportara una inflación de un 0,8% promedio para el último mes del año, aunque sus propias mediciones indicaran que la inflación en diciembre rondó el 1,6%, el doble de lo informado oficialmente.

Los analistas privados calcularon una inflación real en el 2010 de entre 23% y 27%.

Los indicadores oficiales de Argentina son cuestionados por analistas, opositores y hasta por empleados del ente que los elabora, que consideran que el gobierno manipula los datos para obtener réditos económicos y políticos.

Una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) analizó recientemente en el país la metodología de medición del índice.