El alza en el precio de los alimentos, es un dato inflacionario clave para los análisis estadísticos que se realizan en Argentina para el cierre de 2010.

En este sentido, a noviembre del presente ejercicio, alimentos y bebidas acumulan un alza del 37,7% , según el Indice de Precios al Consumidor que elabora Graciela Bevacqua, la desplazada directora del área de precios del Indec, según consigna Clarín.

Dentro de los productos con mayores alzas, se ubica la carne con un aumento del 100%, seguida por lácteos y alimentos sustitutos, como pollo.

Otros rubros y servicios que experimentaron alzas fueron, la atención médica que registra un alza del 25,2% y educación del 20,4%. Lo que menos aumentó fue Transporte y Comunicaciones con 13,3%. De ahí que, en promedio, la inflación enero-noviembre es del 23,4%, una cifra que se asemeja a la que miden las provincias, informa el mismo medio.

El alza en los diversos sectores influye de manera directa en los sectores de menos recursos, jubilados y pensionados y a los asalariados .

El informe elaborado por Bevacqua, sostiene además que la asignación por hijo, si se descuenta la inflación de alimentos, perdió 15% de su poder adquisitivo, pese a que este subsidio a fin de 2009 era de $180 (US$45) y ahora es de $220 (US$55,3)