Argentina retrocedió dos puestos en el ranking internacional que mide la facilidad para iniciar y desarrollar la actividad empresarial, pasando a ocupar el puesto 115 en la medición proyectada para 2011, según el informe «Doing Business 2011» del Banco Mundial.

El país se ubicó bien por debajo de la mitad de la tabla, ya que se miden 183 naciones. El estudio deja mal parada a Argentina, porque considera que no sólo no se hicieron cambios a favor de los negocios, sino todo lo contrario. Mientras en los últimos cinco años el 85% de las economías del mundo facilitaron el desarrollo empresarial, Argentina se ubicó en la veintena de países donde se ha tornado más dificultoso hacer negocios.

Más aún, considera que después de Venezuela, es el lugar del mundo donde más empeoraron las condiciones para el desarrollo de negocios en el último lustro.

Modificaciones. Quizás como una de las consecuencias de la crisis internacional los gobiernos del mundo tomaron durante el año pasado medidas que facilitaron el inicio y desarrollo de negocios. El informe consigna que entre junio de 2009 y mayo de 2010, los gobiernos de 117 países implementaron 216 modificaciones en las regulaciones económicas que tornaron más fácil el comienzo y evolución de la actividad empresarial, fortaleciendo la transparencia y los derechos de propiedad, y mejorando la eficiencia en la resolución de disputas comerciales y los procedimientos de quiebra.

El trabajo del Banco Mundial destaca la favorable evolución de las políticas implementadas en Asia a favor de facilitar el desarrollo de negocios.

Con relación a América Latina, Perú es claramente distinguido, al punto que es el único país del mundo que se encuentra a la cabeza en dos posiciones de las categorías que mide el informe: fue la nación que más hizo para facilitar el inicio de empresas (start-ups) y el comercio a través de las fronteras.

Para Latinoamérica y el Caribe se señala que el 47% de las economías implementó 25 reformas que hicieron más amigable el desarrollo de los negocios, de las cuales 23 se orientaron a simplificar los procesos administrativos. Muchos lo hicieron introduciendo procesos on line.

En este sentido Brasil, Chile, Ecuador y México simplificaron los start-ups, Colombia simplificó el otorgamiento de permisos de construcción y Nicaragua facilitó el comercio internacional.

Finalmente, el informe señala que en el mundo se han perdido 34 millones de empleos y que el total de personas desocupadas alcanza los 220 millones. En este sentido, el organismo multilateral explica que los gobiernos deben hacer más con menos recursos para atacar este problema habida cuenta de las restricciones de los presupuestos y la reducción de ingresos.

Al respecto, rescata el rol de las pequeñas y medianas empresas al señalar que en los países desarrollados el 60%-70% de los empleos es generado por las pymes, en tanto que en los países asiáticos esta cifra se eleva al 80%. Por tal motivo, el BM recomienda a los gobiernos que ayuden a mejorar las condiciones para la creación de este tipo de empresas.