Bogotá. Los asistentes al 36° Congreso Nacional Arrocero, que terminó este viernes en Bogotá, pidieron al gobierno renegociar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, para que el arancel del 80% actual se mantenga durante 10 años más, “teniendo en cuenta que en la actualidad no hay condiciones de competitividad”, expresaron a través de un comunicado.

El acuerdo comercial establece que en 2018 el arancel pasará de 80% a 73% y seguirá descendiendo 6,6% cada año, hasta que en 2030 sea cero. Asimismo, para proteger al sector nacional, solicitaron la renegociación del acuerdo de la Comunidad Andina, “porque las circunstancias que en su momento llevaron a su firma son hoy sustancialmente diferentes, generando incumplimientos recíprocos”.

En cuanto a la política pública nacional, Rafael Hernández, gerente de Fedearroz, pidió que no haya contradicciones entre las entidades del Estado. Según él, “estas surgen desde el momento mismo en que a viva voz se sigue asegurando que el sector agrícola es el gran llamado a ser protagonista de la consolidación del posconflicto, pero en hechos reales, los recursos destinados al campo son cada vez menores, a juzgar por la aprobación del presupuesto general de la Nación para el 2018, donde lo destinado al sector agropecuario se redujo en 20% con respecto al 2017, pero en 32% si tenemos en cuenta el presupuesto del 2015”.

Un día después de que se supiera que no fue aprobado en el Congreso el proyecto de ley de adecuación de tierras, que se tramitaba por fast-track, el gremio hizo un llamado a “dotar al campo del riego suficiente”, para tener un agro competitivo y rentable.  “Como sabemos que se trata de obras que implican cuantiosas inversiones, reitero mi propuesta para adelantarlas bien sea por concesión o por alianzas público privadas”, agregó Hernández.

Una tarjeta bancaria para los arroceros. El Banco Agrario, por su parte, anunció la creación de la tarjeta arrocera que tendrá como fin permitir el “manejo de insumos, acceso al crédito, convenios con garantías complementarias, libranzas, manejo de recursos y divisas”, explicó la entidad.

“Creo que podemos hacer una estrategia muy interesante, quedamos en la tarea de sentarnos inmediatamente con Fedearroz y espero que en muy poco tiempo podamos anunciar la tarjeta arrocera, donde sea Fedearroz – Banco Agrario trabajando de la mano”, dijo Luis Enrique Dussán, presidente de la entidad bancaria.