Pekin.  China no debería depender solamente de las alzas de tasas de interés para frenar la inflación, dijo un asesor académico del Banco Popular de China en comentarios publicados este jueves.

Zhou Qiren, quien también es profesor de la Universidad de Pekín, dijo que el gobierno debe tomar medidas para frenar los problemas por el lado de la oferta, que han sido uno de los factores claves detrás de la subida en los precios al consumidor.

Según el experto, la política monetaria expansiva del 2009 ha creado una liquidez excesiva y ha ayudado a disparar los precios de varios productos.

"Vasta liquidez y menos productos es la razón detrás de la inflación. Subir las tasas de interés no puede cambiar esta situación", dijo, según el diario China Securities Journal.

Zhou advirtió también que la liquidez había sido canalizada desde el mercado de bienes raíces hacia otros sectores de la economía, después de que Pekín tomara medidas para evitar una burbuja inmobiliaria.

La inflación anual en China tocó un máximo de 25 meses de un 4,4% en octubre, alimentando las expectativas de medidas adicionales de ajuste.

El banco central ha intensificado sus esfuerzos para endurecer sus condiciones monetarias durante el último mes, elevando sus requisitos de reservas bancarias y sorprendiendo a los mercados el 19 de octubre con el anuncio del primer incremento de tasas en casi tres años.

Por otra parte, Zhou dijo al diario estatal que un yuan más fuerte podría alentar a los residentes chinos a gastar más en el exterior.

"El tipo de cambio del yuan frente al dólar no es lo suficientemente flexible, y necesitamos apreciar al yuan adecuadamente para reducir el costo de comprar divisas extranjeras", afirmó.

Pero Zhou advirtió que una apreciación brusca en el yuan podría afectar a los exportadores chinos.