Autoridades de la Secretaría de Industria y Comercio y del Congreso Nacional no descartan extender la vigencia del decreto que congeló el precio de 33 productos de consumo popular en Honduras, con el objetivo de frenar aumentos anunciados en las últimas semanas por empresarios.

El ministro de Industria y Comercio, Juan José Cruz, señaló que de presentarse nuevos abusos y altos niveles de especulación o acaparamiento de productos de la canasta básica, la institución que dirige presentará nuevamente ante el Poder Legislativo otra propuesta para mantener los precios actuales.

Miembros de la comisión encargada del decreto de congelamiento reiteraron su disposición a conocer y revista la propuesta de Industria y Comercio para impedir la especulación y acaparamiento de productos de la canasta básica.

La Ley contra el Acaparamiento y la Especulación, que fue aprobada en noviembre por el Congreso Nacional de Honduras, tiene vigencia hasta el próximo miércoles 19 de enero.

En un período de dos meses, diferentes instituciones de protección al consumidor confirmaron haber recibido cientos de denuncias sobre la violación al decreto.

Por su parte, la SIC ya ha entablado un proceso legal contra al menos 15 empresas que violentaron la regulación, mientras los nombres de otras 250 serán revelados al público.

Cruz confirmó además la suspcripción de una alianza con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para que estudiantes de la Facultad de Ciencias Económicas contribuyan a verificar los costos de productos en empresas que amenazan con incrementar los precios a los consumidores.

Harineros y panaderos anunciaron un aumento a partir de la segunda quincena de enero, debido al alza de la harina de trigo en el mercado internacional.