Nueva York. Wall Street se enfrenta a un momento difícil en la semana tras la reciente corriente vendedora, por sombrías cifras económicas y una menor confianza en las perspectivas de ganancias trimestrales de las empresas.


Las tecnológicas y los bancos estarán de nuevo en la mente de los inversores en la semana, pero será difícil que el mercado pase a un ánimo defensivo tras la caída de 3% de las acciones estadounidenses del viernes.

Las minutas de la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal, en junio, preocuparon la semana pasada al mercado porque funcionarios dijeron estar preocupados por el ritmo de la recuperación económica.

Una serie de cifras económicas decepcionantes no ayudaron y suscitaron dudas sobre si la economía simplemente está pasando por una mala racha o está recayendo en una recesión.

"No significa que el mercado no pueda subir, pero los problemas estructurales están ahí y no hay duda de ello", dijo Joe Saluzzi, uno de los gerentes de Themis Trading.

El Dow Jones cayó la semana pasada 1%, mientras que el S&P 500 bajó 1,2% y el Nasdaq perdió 0,8%.

Los resultados de la semana incluyen los de 12 empresas del índice Dow Jones. En el calendario están las financieras Goldman Sachs Group Inc y Morgan Stanley, y las tecnológicas Apple Inc, Texas Instruments Inc y Qualcomm Inc.

Para el segundo trimestre, se espera un alza de las ganancias de 28% frente al mismo período del año anterior, según datos de Thomson Reuters.

Según los mismos datos, hasta el 16 de julio 48 empresas del S&P 500 habían reportado ganancias del segundo trimestre y 75% de ellas habían superado las expectativas.

Sobre la base de las ventas, de las 48 compañías, 71% superó las expectativas de los analistas y 29% no cumplieron.

Además de los resultados, Wall Street conocerá el martes datos del inicio de construcción de viviendas de junio, y el jueves cifras de ventas de viviendas usadas del mismo mes.