Buenos Aires. El Banco Central de Argentina debería finalizar este año con reservas cercanas a los US$54.000 millones gracias a un estable flujo de dólares repatriados por exportadores, dijo una alta funcionaria este miércoles.

Mercedes Marcó del Pont, presidenta del banco central, dijo en una presentación ante el Senado que el próximo año el país también tendrá una balanza comercial favorable y el banco central continuará su política de acumulación de reservas.

La funcionaria indicó que el banco central cuenta actualmente con US$52.300 millones en reservas, aún luego de transferir US$6.200 millones al gobierno para pagar deuda por adelantado a principios de este año. El banco central transferirá otros US$400 millones al Poder Ejecutivo antes de fin de año, dijo.

Las reservas se expandieron este año frente a los US$48.000 registrados a fines de 2009 gracias a un aumento en las exportaciones de granos y bienes manufacturados. Argentina registró un superávit comercial de US$10.500 millones en los primeros nueve meses del año y el gobierno predice un superávit de US$9.870 para el próximo año, lo que indicaría un flujo estable de dólares al banco central.

Marcó del Pont dijo que los controles de capital han ayudado a proteger a Argentina y su moneda de los perniciosos efectos de flujos de capital especulativo que han llevado a una rápida apreciación de monedas en diversos países en desarrollo, incluyendo Brasil, el principal socio comercial de Argentina.

El peso ha caído un 4,3% frente al dólar durante el año en medio de fuertes controles cambiarios en los que el banco central aborda el mercado de monedas de manera regular para gestionar una depreciación modesta y controlada de la moneda local.