Santiago. El Banco Central de Chile permanece optimista hacia la economía al revisar sus expectativas para este y el próximo año, al tiempo que el país deja rápidamente atrás la recesión del año pasado y el devastador terremoto de febrero.

Se espera que el producto interno bruto crezca un 5,2% anual en el 2010 y entre un 5,5% y un 6,5% en el 2011 por una significativa demanda interna, informó este lunes el Banco Central.

La proyección anterior para 2010 se encontraba en un rango de entre un 5,0% a un 5,5% mientras que para 2011 era similar a la última proyección.

"El crecimiento previsto para la economía nacional implica que las holguras de capacidad están próximas a cerrarse", informó el banco en su Informe de Política Monetaria trimestral enviado a la Comisión de Hacienda del Senado.

En el primer trimestre de 2010, el PIB creció un 1,6% interanual, limitado por la destrucción causada por uno de los terremotos más fuertes en la historia y el maremoto que este ocasionó.

Sin embargo, Chile repuntó con un PIB que se elevó un 6,6% interanual en el segundo trimestre y un 7% en el tercero, impulsado por una fuerte demanda interna e inversiones por los esfuerzos de reconstrucción tras el terremoto.

La demanda interna se elevaría un 16,1% interanual en el 2010, y se desaceleraría a un alza de un 6,6% en 2010 y de un 14,6% en 2011, según la proyección del banco para la economía nacional.

"Con ello, la tasa de inversión a PIB será de 28,4%, medida a precios de 2003", dijo el banco.