Pekín. El Banco Popular de China está confiado en alcanzar la meta gubernamental de 3% de inflación este año, dijo este lunes el vicegobernador del banco central, Du Jinfu.

Aunque las presiones de precios están cediendo, Du advirtió que hay incertidumbres que nublaron el panorama del resto del año, incluyendo el impacto de la cosecha de granos del verano boreal.

El funcionario dijo que China se mantendría en una política monetaria "moderadamente expansiva" en el segundo semestre de 2010.

"Comparado con el inicio del año, las presiones inflacionarias se han aliviado algo por ahora", dijo Du.

La inflación anual de precios al consumidor cedió a  2,9% a junio desde 3,1% a mayo, reportó el gobierno el pasado jueves.