Bogotá. El Banco de la República de Colombia compró US$400 millones directamente en el mercado a la vista en junio, en un intento por frenar la apreciación del peso y aumentar sus reservas internacionales.

El banco central no vendió bonos gubernamentales denominados en pesos para mitigar los efectos de las compras de divisas sobre la inflación.

El 4 de marzo, el banco comenzó a comprar US$20 millones diarios en el mercado a la vista para desacelerar la apreciación del peso e incrementar sus reservas internacionales.

El banco ya ha comprado US$400 millones en marzo, abril y mayo, por lo que las compras totales en lo que va de este año suman US$1.600 millones.

El banco terminó con las compras diarias el 30 de junio.

El banco central subastó 2 billones de pesos colombianos (US$1.020 millones) en bonos locales TES durante febrero, marzo y abril.

Al 25 de junio, las reservas internacionales del banco central sumaban US$26.340 millones. El peso se fortaleció 0,9% entre inicios de marzo y el lunes.