Buenos Aires. El Banco Central de Argentina encargó a la Casa de la Moneda de Brasil la impresión de 3.000 millones de pesos
(US$754 millones) adicionales en nuevos billetes de 100 pesos para ayudar a remediar la falta de efectivo de las últimas semanas.

Recién el mes pasado, la autoridad monetaria, que no puede imprimir más billetes en el país debido a la limitada capacidad de producción, pidió a Brasil la impresión de 10.000 millones de pesos en nuevos billetes.

El encargo se produce en medio de la preocupación de que el mayor gasto por las fiestas de fin de año se combinara con la pujante expansión económica y la creciente inflación para provocar una falta de efectivo.

Los billetes de la primera ronda de impresión terminarán de entrar en circulación esta semana, dijo este lunes en una entrevista televisada la presidenta del banco central, Mercedes Marcó del Pont.

Dada la posibilidad de quedar sin billetes, se aumentó la solicitud para "ampliar todavía un 30% este contrato para tener mayor disponibilidad en las próximas semanas", sostuvo Marcó del Pont.

Durante las fiestas, los consumidores se quejaron por la falta de billetes en los bancos y cajeros automáticos.

En tanto, los economistas han criticado al banco central por su relajada política monetaria, que -según dicen- aumenta la inflación y exacerba la falta de efectivo.

"Hay que recordarle a mi sucesora que a ninguno de sus predecesores les faltó billetes", sostuvo el lunes el ex presidente del banco central Martín Redrado, a través de Twitter.

Redrado señaló que la capacidad del banco central para emitir monedas, sin agravar la inflación y otros problemas, es de cerca del 22% anual. Pero sostuvo que bajo la administración de Marcó del Pont, el banco está imprimiendo billetes adicionales a una tasa cercana al 34% anual.

Pero en su entrevista, Marcó del Pont respondió a Redrado. "A veces se dice con poco fundamento que el Banco Central no previó esto que se iba a venir y eso no es cierto", aseveró.

Sin embargo, dado que el efectivo pronto entrará en circulación, señaló que en enero y febrero la situación volverá a la normalidad.