El Banco Central de Bolivia (BCB) empezó a retirar nuevamente dinero de la economía —a través de la emisión de bonos— para reducir la presión inflacionaria que, a octubre, ya se situaba en 4,16%.

“Hay un exceso de liquidez en el sistema financiero” y lo que queremos es que esa liquidez “se vaya al Banco Central para controlar un poco la cantidad de dinero en circulación en la economía”, afirmó ayer en una improvisada rueda de prensa el presidente del ente emisor, Marcelo Zabalaga.

Según el ejecutivo, el BCB emitió títulos de deuda pública a 90, 180 y 360 días. La deuda pública son títulos emitidos por el Estado, y pueden ser letras, bonos y obligaciones. Estas operaciones de mercado abierto (OMA) fueron discontinuadas por el Banco Central desde el 2009 debido a que la inflación se encontraba controlada.

El 2008, el BCB utilizó precisamente las OMA como uno de sus principales instrumentos para mantener la inflación baja y estable. Ese año, el ente emisor incrementó las emisiones de títulos valor al sector privado, también dispuso que cualquier persona pueda adquirir al menos dos títulos, cada uno con un valor nominal de Bs1.000 o en UFV (unidad de valor que está en función de la inflación).

Zabalaga dijo que a partir de la implementación de esta medida, se reducirá la presión inflacionaria y se hará un mejor control de la cantidad de dinero que circula en la economía.

Análisis. Los especialistas señalan que si el BCB pone de golpe a la venta muchos títulos de su cartera y los ciudadanos o los bancos los compran, el ente emisor recibe dinero de la gente, y por tanto el público dispone de menos dinero. De esta forma se reduce la cantidad de dinero en circulación.

Otra explicación es que la gente compra esos bonos, dispone de menos dinero y por lo tanto demanda menos productos. Es decir, a menor demanda, menor precio.

Zabalaga también justificó la apreciación del boliviano frente al dólar, medida que —reiteró— fue asumida para contrarrestar el exceso de liquidez que existe en el sistema financiero. “Hay una brecha que tenemos desde hace varios años entre los depósitos que tiene el sistema financiero y la cartera por efecto del incremento de las exportaciones, además del incremento de las remesas, eso ha generado un exceso de liquidez en el sistema financiero, pero con la apreciación del boliviano eso va a disminuir la inflación”, aseguró el ejecutivo.

Regulación. El presidente interino del Banco Central explicó, además, que el exceso de liquidez se produjo por la aplicación de medidas de regulación y control. Remarcó que la población confía más en el sistema financiero y realiza más depósitos, lo que generó una brecha de al menos $us 3.000 millones respecto a los créditos otorgados.

Asimismo, Zabalaga señaló —según la agencia estatal ABI— que el 80% de la inflación actual se debe a la inflación externa y los productos que se están importando incrementan constantemente de precio, mucho más rápido de lo que se ha incrementado la producción boliviana.

Se reducirán costos de importación. El presidente del BCB, Marcelo Zabalaga, aseguró que la apreciación del boliviano frente al dólar pretende reducir los costos de importación.

Beneficios. “Nos interesa bajar el costo de las importaciones, sobre todo de productos de primera necesidad para que la población no sufra", explicó.