Sao Paulo.  El Banco Central de Brasil dijo que el panorama de la inflación futura se mantiene benigno, pero que está listo para modificar su política monetaria rápidamente si las presiones de corto plazo de los precios al consumidor se hacen más permanentes.

Recientes datos apuntan también a una mejoría en el balance de riesgos para los precios administrados por el gobierno, dijo el consejo de directores del banco en las minutas divulgadas el jueves de su última reunión de política monetaria de la semana pasada.

En esa oportunidad, mantuvieron la tasa de referencia Selic sin variación por segundo encuentro consecutivo en un 10,75%.