Sao Paulo. El banco central de Brasil subastó la totalidad de los futuros de divisas ofrecidos este viernes, por un total de
US$987.900 millones, en la primera subasta inversa de contratos de canje que realiza desde mayo de 2009.

El banco canjeó 3.000 contratos con vencimiento el 1 de abril, 7.000 contratos con vencimiento el 1 de julio y 10.000 contratos con vencimiento en enero de 2012, según un comunicado de la autoridad monetaria.

Las subastas han sido usadas en los últimos años como una manera de reducir la volatilidad en los mercados cambiarios y la última se llevó a cabo el 5 de mayo de 2009. Típicamente, las subastas dan soporte al dólar frente al real brasileño al reducir el volumen de contratos a futuro vinculados al dólar.

Las autoridades brasileñas han mostrado abiertamente su preocupación por la persistente apreciación del real frente al dólar, que se ha fortalecido más de un 30% frente a la moneda estadounidense desde 2009. La solidez del real afecta a las exportaciones brasileñas.