El Consejo del Banco Central de Chile aprobó en su sesión especial de este lunes, el programa anual de licitaciones contemplado para el año 2011.

Este programa considera la renovación habitual de deuda que vence durante el presente año, por un monto de US$ 1.000 millones, así como la esterilización monetaria del programa de compras de divisas anunciado, por US$ 12.000 millones.

El programa de compras de divisas será esterilizado a través de emisiones de instrumentos de corto plazo y el uso de facilidades por un monto de US$ 2.000 millones, y mediante la emisión de bonos en pesos y en unidades de fomento (UF) por US$ 10.000 millones. La estructura de este plan ha sido diseñada con el objeto de suavizar los efectos que esta medida tendrá en los precios de los instrumentos del mercado de deuda.

En las primeras semanas, la compensación monetaria de las compras de divisas se hará exclusivamente con emisión de PDBC y uso de facilidades o depósitos de liquidez. A partir de febrero, se utilizarán los instrumentos anteriores más la emisión de bonos a lo largo de toda la curva de rendimientos indicada en los párrafos precedentes.