Santiago. El Banco Central de Chile debería evaluar en las próximas reuniones hacer una pausa en el ciclo de retiro gradual del estímulo monetario, aunque esto dependerá de la evolución de las presiones inflacionarias, reveló este lunes la última minuta del organismo rector.

De hecho, en la reunión de diciembre del instituto emisor se evaluó esa alternativa, aunque finalmente por unanimidad se optó por subir la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 25 puntos base a un 3,25%.

No obstante, una pausa en el ciclo de alzas de la tasa de interés, iniciado en junio del año pasado, estaría más cerca, admitieron algunos de los miembros del Banco Central.

"Varios Consejeros expresaron que en las próximas reuniones habría que evaluar si se debían o no realizar pausas en el proceso de normalización de la TPM", dijo el organismo en la minuta.

"Un Consejero manifestó que se estaba muy cerca de ello. Otro Consejero señaló que esto dependería crucialmente de la evolución de las presiones de precios en los próximos meses", agregó la entidad.