Basilea. El Banco Central de Chile no tiene planes de aumentar el tamaño del actual programa de compra de dólares, pero la intervención no cambiará la tendencia de largo plazo del peso, dijo este lunes el presidente de la institución, José de Gregorio.

"El programa tiene dos componentes: uno es acumular reservas y hemos dicho que los US$12.000 millones es una cifra apropiada. Eso es lo que estamos planeando como intervención y no hay planes de cambiar esa cifra", dijo De Gregorio en declaraciones a periodistas durante un alto en un encuentro de banqueros centrales en Basilea.

El funcionario señaló que las recientes intervenciones habían tenido el impacto buscado, pero aclaró que las presiones alcistas sobre la moneda se mantendrían, dado que Chile está creciendo a tasas más rápidas que las economías desarrolladas.